Share on facebook

Cocido madrileño

la tradición en la mesa

El cocido madrileño es una de las más antiguas tradiciones gastronómicas que podemos encontrar.

El cocido madrileño se sirve tradicionalmente en tres vuelcos, que se presentan en la mesa en un orden concreto:

La sopa del cocido, con fideos finos.

Los garbanzos, las patatas y las verduras.

Las carnes.

Hay una selección de productos básicos que se tienen que utilizar en la preparación del cocido pero se pueden producir variaciones según el cocinero

Se puede jugar con la variedad de las carnes. Hay quién añade costillas de cerdo o codillo. En realidad las combinaciones son casi infinitas.

¡Aquí os dejamos nuestra propuesta!

Ingredientes:

300 gramos de garbanzos.

3 zanahorias

4 patatas medianas

1 repollo

½ Kg de morcillo

Falda (opcional)

3 huesos de caña de vaca

Dos muslos y contramuslos de gallina o pollo de corral.

Un chorizo para cocido, tipo cantimpalo. No usar chorizos muy especiados

Dos puntas y/o huesos de jamón serrano.

Un trozo de tocino fresco y un trozo de tocino blanco (unos 200 gramos).

Fideos finos (cabellín)

Sal.

Preparación:

Por la noche ponemos  los garbanzos a remojo en agua templada con una cucharada sopera de sal.

En una olla grande, colocamos la carne, los huesos de jamón y de caña y el tocino.

Ponemos al fuego. Cuando empieza a hervir espumamos (retiramos la espuma que se haya formado).

Añadimos los garbanzos escurridos de su agua (se pueden meter dentro de una red especial). Cuando rompe el hervor se baja el fuego para que, sin dejar de cocer, el cocido se haga lentamente.

Una hora después, se añadimos la gallina y el chorizo. Se retira la espuma que haya vuelto a salir y se tapa otra vez. El cocido deberá cocer unas cuatro horas.

A mitad de la cocción (cuando han pasado unas dos horas desde que echamos los garbanzos) Desgrasamos la superficie y añadimos la sal, las zanahorias, peladas y partidas por la mitad a lo largo y las patatas peladas, lavadas pero enteras.

Cocemos el repollo picado y lavado hasta que esté tierno. Rehogamos en aceite  con 3 dientes de ajos.

Si se quiere añadir morcilla se cuece aparte,  se corta en rodajas y se fríe aparte, según más guste.

Terminado de cocer el cocido, se separa el caldo necesario para la sopa. Dejamos los ingredientes cubiertos del caldo sobrante para que no se enfríen ni se sequen.

 Cocemos los fideos unos diez minutos o lo que indique el fabricante.

Servimos primero la sopa (primer vuelco)

Después los garbanzos, las verduras y patatas (segundo vuelco)

Por último, (tercer vuelco) las carnes, la gallina o pollo,  chorizo, tocino y morcilla (si se ha escogido)

Hay quién acompaña los garbanzos con una salsa de tomate casero o quien adereza con aceite y vinagre.

Aunque no es habitual en todas las casas, la bola o relleno es un elemento clásico del cocido. Consiste en preparar una especie de tortilla con pan, huevo, ajo y perejil, que se echa en el cocido (lo que hace que se empape del caldo).

¿Preparados para disfrutar del cocido? ¿Cómo lo preparas tú? ¿Qué ingredientes añades a los que hemos indicado nosotros? ¡Cuéntanoslo!

Ir arriba