Share on facebook

Pollo al curry con arroz basmati.

Infinidad de aromas y matices con mucha personalidad

Esta semana damos un salto hasta la India para preparar una receta de la gastronomía hindú con todos sus aromas, contrastes y sabores tan especiales: Pollo al curry con arroz basmati.

Como os podéis imaginar la receta  del  pollo al curry en su país de creación es mucho más especiada e intensa. La que os proponemos en este post es más suave pero muy próxima a sus orígenes.

En esta receta de pollo el curry es el ingrediente estrella   (una mezcla de varias especias: cúrcuma, jengibre, cardamomo, canela, cilantro, cayena…)  Diferentes  sabores que, combinados adecuadamente entre sí, consiguen una receta con mucha personalidad y una infinidad de matices.

Esta receta se puede preparar con nata pero os recomendamos utilizar leche de coco para conseguir un pollo al curry más ligero, aromático y más auténtico.

¡Comenzamos!

Ingredientes:

600 g de pechuga de pollo limpia (Os recomendamos pollo de corral por su carne más tierna)

1 lata de leche de coco de 250 ml

1 cebolla mediana

5 cucharadas de tomate triturado

3 cucharadas de aceite de girasol

3 cucharaditas de curry

1 cucharadita de comino

2 cucharaditas de cúrcuma

1 trocito de jengibre fresco

1 diente de ajo

1 cayena pequeña (opcional)

6 almendras picadas

Arroz basmati como guarnición

Preparación:

Primero tenemos que marinar el pollo con las especias

Machacamos  el comino y la cayena (opcional) en un mortero hasta reducirlos a polvo. En un recipiente mezclamos todas las especias (comino y cayena ya machacados con  el curry y la cúrcuma) con el tomate triturado hasta convertirlo en una pasta. Si vemos que queda un poco seca podemos añadir más tomate.

Cortamos la pechuga de pollo en trozos cuadrados, los ponemos en un recipiente amplio  y los embadurnamos con la mezcla de especias hasta que queden bien cubiertos.

Tapamos el pollo con papel film y lo dejamos marinar en la nevera mínimo UNA hora.

Mientras, cortamos la cebolla en brunoise (en cuadraditos pequeños) y el ajo lo más finamente que podamos.

Calentamos en una sartén el aceite y añadimos el ajo y  la cebolla. Lo pochamos todo a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente. Este proceso tardará unos 10/12 minutos aproximadamente. Si tapamos la sartén el vapor ayuda a cocinar la cebolla sin que se dore.

Cuando la cebolla esté bien pochada picamos el jengibre bien finito y añadirlo a la sartén. Lo salteamos durante un par de minutos.

Sacamos el pollo macerado de la nevera  y lo agregamos a la sartén. Salteamos todos los ingredientes durante un par de minutos hasta que el pollo coja un poco de color.

Agregamos la leche de coco, bajamos un poco el fuego y dejamos que se reduzca la salsa durante unos 10/12 minutos. Es mejor que la salsa no esté excesivamente espesa para que al añadir el arroz basmati el resultado sea untuoso y suave.

Añadimos las almendras picadas, mezclamos y damos un pequeño hervor.

Servimos el pollo al curry con arroz basmati, el mejor acompañamiento por su sabor neutro y suave.

¿Cómo lo veis? ¿Os animáis? ¿Os gusta la comida hindú? ¿Qué otras recetas preparáis con curry?

Ir arriba